Artículo 9 | UNIVERSO Y TIEMPO

En el Universo el tiempo no existe. En el universo los hechos se suceden unos a otros ordenadamente, después del primer acontecimiento sucede el segundo, y
después el tercero, y así sucesivamente. Cada hecho es consecuencia del anterior, ocurre cuando finaliza el anterior, ni más deprisa ni más tarde, tan pronto termina uno empieza el siguiente.

EL UNIVERSO: Principio y fin

Imagina un círculo, ¿donde empieza y donde termina?

El circulo del universo

señala un punto, el "m" por ejemplo...

El circulo del universo

En el círculo cada punto tiene uno inmediatamente anterior y uno imediatamente posterior, pero ninguno es el principio ni el final del círculo. No existe punto inicial y ni tampoco final. Cada punto es consecuencia de la existencia del punto anterior.
El universo, igual que el circulo, no tiene ni principio ni final. En el universo cada momento es continuación del momento anterior y a través de él mismo da paso a uno nuevo posterior


El PRESENTE

¿En que punto estamos ahora?.
señala un punto el "P" por ejemplo, estamos en el punto "P".

El circulo del universo

¿Cuando volveremos a estar en el punto "P". Cuando el universo de una vuelta, como en el circulo, volveremos a estar en el punto "P".

LA ETERNIDAD

El tiempo en el universo no existe. Es una sucesión de hechos que se encadenan cíclicamente, retroalimentandose. El Big Bang, la Expansión, la Contracción, de nuevo el Big Bang y etc. Esta es la magia del universo. La eternidad.


LA RELATIVIDAD DEL TIEMPO

No todos los hechos suceden individualmente, pueden hacerlo en paralelo, de modo que mientras se dan unos pueden ocurrir otros simultáneamente, por ejemplo:
-mientras la tierra da una vuelta al sol, gira sobre si misma 365 veces.
La noción de tiempo nace precisamente de este hecho, la repetición cíclica del día y la noche. Del cliclo lunar y del sol, observados por todas las razas humanas desde el principio de su existencia. El tiempo es un invento de la raza humana, un invento arbitrario.

El SEGUNDO

Hasta 1967 se definía el segundo como la fracción 1/86 400 de la duración del día solar medio entre los años 1750 y 1890 y, a partir de esa fecha se define tomando como base la frecuencia de radiación de un atómo radioactivo.

En la actualidad, según la definición del Sistema Internacional de Unidades, un segundo es la duración de 9 192 631 770 oscilaciones de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs), a una temperatura de 0º Kelvin.
De las dos definiciones se desprende que el tiempo se mide por comparación. Comparamos la duración desconocida de un hecho con la de otro conocido. La arbitrariedad del concepto tiempo es entonces evidente y evidente es que nos encontramos frente a algo relativo. El mismo hecho será más corto o más largo en función de la referencia que se escoja.

En la física clásica, por ejemplo, para un observador móvil la duración de las oscilaciones de la radiación emitida será, por el efecto Dopler, distinta a la de un observador fijo. Por tanto el tiempo medido será distinto.

En la física relativista ocurre otro tanto, el tiempo depende de la velocidad y el espacio

TEORIA DE LA RELATIVIDAD

Para un observador fijo el tiempo que tardan en llegarle las las imágenes de los objetos que observa dependen de lo lejos que se encuentren.
Así pues, si los objetos están cerca, como la velocidad de la luz es muy elevada le llegarán instantáneamente, pudiendo observar que los sucesos son simultáneos.
Sin embargo si los objetos están suficientemente lejos los sucesos observados no podrán ser simultáneos, existiendo entre ellos una diferencia de tiempo igual a la distancia que los separa dividida por la velocidad de la luz
Si, por ejemplo, el objeto que observamos está a una distancia equivalente a 10 años luz, lo que estaremos viendo es lo ocurrido 10 años atrás, no lo que está ocurriendo ahora simultánemente a nuestro alrrededor

Para un observador fijo, el tiempo t que tarda la luz en recorrer la distancia e hasta el objeto observado es:

fórmula tiempo

donde c es la velocidad de la luz.

Consideremos un observador quieto en O que mira dos objetos fijos en A y B

 

si e1 es la distancia entre el observador O y el punto A, existirá entre ámbos un retraso en el tiempo t1 igual a:

 

igualmente existirá un retraso t2 para el punto B igual a:

 

De donde vemos que para el observador en O siempre existe un retraso al visualizar los acontecimientos que ocurren en A y B, igual al tiempo que necesita la luz para recorrer la distancia que los separa.

Ahora bien: ¿que ocurre cuando observamos objetos que se mueven?
Imaginemos que el punto A se mueve con velocidad V sobre la trayectória w

el retraso, igual que antes es:

pero ahora la distancia OA no es fija, depende de la velocidad.

Sea V un objeto en movimiento sobre una trayectoria cualquiera w. Tenemos:

Cuando el observador O llega a ver a V en el punto A, éste se habrá desplazado desde el un punto anterior A’ tal que el tiempo empleado por la luz en recorrer la distancia OA es el mismo que ha necesitado V en ir desde ese punto A’ hasta A. Es decir, que mientras la luz recorre la distancia OA, V se ha desplazado desde A’ hasta A

Si tomamos como eje "y" la línea OA’, el eje "x" es paralelo a la línea BA y podemos escribir:

Si c es la velocidad de la luz y t el tiempo que tarda en recorrer OA, siendo Vx la componente de la velovidad V respecto del eje "x", tenemos:

y resulta:

Si to es el tiempo que tarda la luz en recorrer la distancia OB podemos escribir:

y de aquí

Que coincide con la famosa ecuación de La Relatividad de Einstein.

¿RESURECCIÓN Y REENCARNACIÓN?

¿en que punto estamos ahora?. Estamos en el punto "P".

El circulo del universo

¿Volveremos a estar en el punto "P"? Cuando el universo de una vuelta, como en el circulo, volveremos a estar en el punto "P".

Queridos lectores:

El tiempo es relativo y en el universo no existe

Un cordial saludo

M. Patanou